Profundos análisis del Proyecto de Constitución en la sesión vespertina

Homero Acosta, secretario del Consejo de Estado, puntualizó que se concentran en el nuevo texto los derechos y deberes dispersos en la actual Ley de leyes. (Foto: ACN)

Profundos han sido los análisis efectuados en la tarde de este sábado en medio del Primer Período de Sesiones de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, que centra su atención en el Proyecto de Constitución de la República de Cuba, con intervenciones de los Diputados.

El anteproyecto de Constitución analizado este 21 de julio por diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) amplía los derechos y deberes a los que están sujetos los ciudadanos cubanos, afirmó  Homero Acosta, secretario del Consejo de Estado.

Al presentar ante los legisladores los cambios a la Carta Magna (vigente desde 1976), Acosta puntualizó que se concentran en el nuevo texto los derechos y deberes dispersos en la actual Ley de leyes, y se incorporan  otros “que fortalecen el régimen de garantías de los ciudadanos, y el deber de actuación del Estado”.

Especificó que los cambios  están a tono con lo reconocido en los convenios y protocolos internacionales de Derechos Humanos, ratificados por Cuba.

Una de las modificaciones más novedosas, recogidas en el Título IV del anteproyecto de Constitución, es la relacionada con la institución del matrimonio, al señalar que “es entre dos personas”, en contraste con la actual concepción de que sólo es posible dicha unión entre un hombre y una mujer.

Foto: Juventud Rebelde

La Constitución no podía eludir este asunto al ser un acto de justicia que refuerza los principios de humanismo y equidad, apuntó el Secretario del Consejo de Estado, al tiempo que confió en que “el pueblo va a entender las razones por la cual debemos modificar este concepto”.

Acosta agregó que al promulgarse el nuevo texto constitucional, en este apartado se requerirá un desarrollo legislativo posterior vinculado con el Código de Familia y otros temas como el registro civil y la sucesión de herencia.

Precisa la nueva Carta Magna propuesta que todas las personas son iguales, y están sujetas a iguales deberes, reciben la misma protección y trato de las autoridades, y gozan de los mismos derechos, libertades y oportunidades, sin discriminación por cuestiones de género, identidad o discapacidad.

Entre los nuevos derechos en materia de justicia incluidos en el proyecto constitucional, que luego de debatirse por los diputados será sometido a consulta popular, están el proceso como el Habeas Corpus, el de presunción de inocencia y el de acceder a los medios de pruebas e interponer recursos pertinentes.

Foto: Juventud Rebelde

Acosta agregó que se define el ejercicio de reunión, manifestación y asociación, con fines explícitos y pacíficos, siempre que se ejerzan con respeto al orden público y la Ley.

Añadió que se mantienen inalterables el derecho de todas las personas a la salud y la educación gratuitas, aunque se deja a la ley definir el modo en que se van a prestar algunos servicios médicos, y cuestiones vinculadas con incorporar la remuneración de la actividad de postgrado “cuando sea de interés personal”.

Entre los deberes cívicos que se precisan en el texto están el de elegir y ser elegido; revocar el mandato de los elegidos; acceder al desempeño de funciones y cargos; contribuir a los gastos públicos; prestar servicio militar y social, así como también proteger los recursos naturales y los bienes que el Estado pone en función del pueblo.

Con anterioridad, Acosta se refirió al Título III, relacionado con la ciudadanía, y aseguró que el proyecto plantea el principio de “ciudadanía efectiva”, consistente en que “los ciudadanos cubanos, en el territorio nacional, se rigen por esa condición, en los términos establecidos en la ley, y no pueden hacer uso de una ciudadanía extranjera”.

En su primer periodo ordinario de sesiones, correspondiente a la IX Legislatura de la ANPP, los diputados analizan los cambios a la Carta Magna, una de las etapas del proceso de reforma constitucional que se desarrolla en el país.

El anteproyecto de 224 artículos, elaborado por una comisión parlamentaria dirigida por el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, General de Ejército Raúl Castro, será analizado y sometido a votación por la Asamblea Nacional, para luego llevarlo a un proceso de consulta popular, uno de los pasos más importante antes de legitimarlo finalmente en referendo.

 

Miguel Barnet: Estamos en el deber de empujar un país. Foto: Abel Padrón Padilla (ACN)

Otros apuntes

Miguel Barnet habló por los 605 diputados de la Asamblea Nacional y como se ha sentido la ausencia del líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro. De igual forma reconoció que se ha contado con la guía de Raúl. En cuanto al proyecto de constitución que se debate, llamó a todos a aprobarlo, «estamos en el deber de empujar a un país, la verdadera política no es otra cosa que el arte de hacer felices a los seres humanos y con este documento es eso lo que estamos haciendo» concluyó.

Por su parte la diputada, Reina de la Caridad Torres Pérez, reconoció la labor realizada por el Grupo de Trabajo. «Este documento tiene el mérito de atemperar la realidad cubana, en el presente y para el futuro» afirmó. Asimismo comentó que la constitución no tiene que ser un contenido más en los diferentes niveles de enseñanza, sino que debe transversalizar la formación de las nuevas generaciones». Asimismo este documento es la manera de reafirmarle a Fidel que seguimos su legado y siéndole fiel, agregó.

Liset Martínez, diputada del municipio de Habana del Este, se sumó a la ola de amor y compromiso expresadas por los compañeros anteriores, en relación al documento que se analiza sobre el proyecto de constitución, dijo que mantiene la esencia del proyecto social construido y solicitó poder incluir en el preámblulo algunos valores y elementos históricos que permitan hacerlo más completo y que también puedan ayudar. Tal como la tradición de lucha de nuestro pueblo y su herencia rebelde, pidió que se incluyera el término de justicia social por ser uno de los elementos que distingue nuestro proceso. En el segundo párrafo, donde se destaca el ejemplo de los aborígenes pidió agregar el espíritu de resistencia del pueblo cubano.

Primer Período Ordinario de Sesiones de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular en el Palacio de Convenciones de La Habana. Foto: Abel Padrón Padilla (ACN)

José Luis Toledo comentó que a pesar que la comisión debe analizar más en detalle la propuesta anterior, puede enfocarla y aprobarla tal y como la propuso Liset Martínez. Más adelante intervino Abel Prieto y declaró que lo que diferencia a nuestra constitución del resto es precisamente que reconoce ese derecho de justicia social.

Mariela Castro también elogió el trabajo de la comisión y apoyó la modificación del preámbulo, a la vez reafirmó que han contado con la guía de Fidel y Martí, «estoy segura que si Fidel estuviese aquí ya estaría trabajando en la modificación de estos acuerdos» declaró.

José Cabrera Cabrera agradeció la excelente explicación de Homero Acosta, que permitió comprender mejor el proyecto. Pidió la elaboración de un glosario de términos que permita a la población entender los términos fundamentales y cuestiones de determinado asunto.

Los diputados en cada una de sus intervenciones, abogan por la aprobación del documento y que este se someta a consulta popular.

(Con información de Juventud Rebelde y la Agencia Cubana de Noticias)